lunes, 10 de mayo de 2010

Fansubs: Brujerías, brujerías

La última entrada en Algo más que traducir me ha hecho pensar. Todos tenemos un pasado. Pablo Carbonell en los Toreros muertos, el Gran Wyoming con greñas hablando de su grupo de música, Buenafuente con gafapasta en el programa de Mikimoto...

En 2002 traduje y subtitulé la miniserie para TV "Wyrd Sisters", de Cosgrove Hall, basada en la novela Brujerías de Terry Pratchett. Era un fansub, una traducción de subtítulos sin ánimo de lucro por fans para fans. Por aquel entonces, estaba en primer año de carrera de traducción y no había estudiado nada sobre subtitulación. En los cuatro años de carrera mejoré mis capacidad de traducción audiovisual, claro que tampoco era muy difícil si tenemos en cuenta cómo la lié parda con este primer acercamiento.

Para escarnio público, he encontrado la miniserie enterita en YouTube con mis subtítulos incrustados.



El fallo más obvio son los subtítulos de más de 2 líneas. Por aquella época no sabía que el límite son 30 caracteres por línea. Obviamente, revisé los subtítulos reproduciéndolos sobre la imagen, pero mi filtro era muy permisivo y no cortaba tanto las líneas. Por otra parte, el filtro que incrustaba los subtítulos en el vídeo era bastante estricto y el resultado es el que podéis ver.

En mi opinión, el problema anterior es un síntoma y la consecuencia de un problema mayor. O de varios, más bien. Ya sabía que los subtítulos no pueden decir lo mismo que el audio, que tienen que resumirse porque uno no lee a la misma velocidad que oye el audio. El caso es que esta miniserie está basada en el libro homónimo de la saga Mundodisco de Terry Pratchett. Libro que, a su vez, es una parodia de Macbeth, de William Shakespeare, entre otras referencias culturales. Las tres brujas con el caldero, el rey asesinado por Macbeth, la mujer de éste que es mala malosa, etc. Para más inri, la subtitulación era un fansub que se presentaría en la primera convención del Mundodisco en España. Una convención de fans, claro. Unos fans que te pueden linchar por hereje. Bueno, y yo era (y soy) uno de esos fans, que tampoco me libro. En una palabra: presión.

Claro, si uno intenta subtitular sin resumir una película cargadísima de diálogo, el resultado es una pantalla recargada. Para meterlo todo, tenía que apurar al máximo los límites por línea. Además, tenía que meter con calzador las réplicas de uno y otro personaje en el mismo subtítulo.


En la imagen anterior, el subtítulo debería o, bien haberse partido en dos, o bien resumido la respuesta de la Muerte en algo así como "EL DESTINO, YA SABES". En cualquier caso, recomiendan que un subtítulo esté en pantalla entre 1 y 3 segundos, según lo largo que sea.

Hoy en día, muchos fansubs de series de TV (americanas, normalmente), se completan en unas pocas horas. No siempre es así, pero a menudo parten de los subtítulos originales (en inglés, normalmente) y traducen los subtítulos. No se preocupan de sincronizarlos, eso ya viene hecho: simplemente, sustituyen el texto original con el texto meta. Yo no tenía esa suerte. Ni siquiera tenía el guión. De ahí que a veces me tuviera que inventar lo que decían porque no había manera de entenderlo. Si se llega a enterar un fan letal, me deja hecho un fan con nata.


Respecto a la captura anterior, ahora que tengo el oído más entrenado (aunque más sordo), entiendo que dice "The fact is, you are due to become a ghost". En su día entendí "The fact is, you are due to be a common ghost". No hay demasiada diferencia sonora.


La imagen anterior muestra qué pasa cuando un subtítulo empieza antes de que el anterior acabe. Parece que no hice ninguna revisión ni ningún control de calidad, pero no es así. Una vez más, el filtro que yo usaba y el filtro para incrustrar los subtítulos en el vídeo usaban distintos parámetros. Por ejemplo, si un subtítulo empezaba (digamos) un cuadro después que el anterior, yo lo veía bien, pero el resultado final era defectuoso.

Claro, podría haber visionado el resultado final e implementar los cambios necesarios antes de la proyección. La codificación final se hacía en Madrid, a cinco horas en coche de mi casa. La miniserie me llegó en dos discos por correo. Sencillamente, por aquella época Internet no era suficientemente rápido como para andar subiendo y bajando pruebas hasta que el señorito traductor estuviera satisfecho.

Luego está el tema de los juegos de palabras "intraducibles", de los que Pratchett es el amo.


'Who dost knock without?' / 'Without? Without what?' / 'Without the door, you idiot' / 'Knocking without the door?' En inglés antiguo, "without" puede significar "afuera". Al igual que el "dost" en lugar de "does", Shakespeare total. En su día no se me ocurrió ningún equivalente que significara "fuera" y "sin" a la vez, así que hice la frase incomprensible, para introducir la sorpresa del bufón. Podría haber puesto un "Nota: juego de palabras intraducible", pero me quedé con las ganas.

Incluso introduje un huevo de pascua en los subtítulos, a ver si alguien se daba cuenta.


En la captura anterior, dice "Madam, will you kindly remove your hat?" / "No." Se oye claramente "No", pero el subtítulo dice "Sí". Obviamente, el resultado es el mismo, pero le he dado la vuelta a una frase y es muy fácil darse cuenta del cambio, dado que la subtitulación es una traducción expuesta. Allí estaba yo, entre el público, escudriñando sus reacciones ante mi pequeña travesura. Ahora éste pondrá cara de asco, el otro se quedará pensando si ha escuchado bien, el otro se levantará para ir preparando la hoguera... Nada, nadie se inmutó.

Bueno, espero que esta confesión haya servido a alguien para saber qué NO hacer con una subtitulación. Recopilando:
  • una subtitulación no es una traducción literaria (¡resume!)
  • controla los tiempos, ni demasiado corto ni demasiado largo
  • revisa la copia final antes de entregarla
  • distribuye la carga entre traductor, revisor, subtitulador, etc
  • evita las notas al pie, interrumpen la fluidez de la lectura

2 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho esta entrada, ya que, en parte, se nota que tiene un cierto tono personal. :)

    Es bonito mirar hacia el pasado y darse cuenta de los errores que uno ha cometido cuando no sabías tanto del tema. Eso me pasa a mí con los videojuegos que traduje cuando era un chaval. Pero... ¿No es maravilloso ver lo que hemos avanzado en unos años? :)

    ResponderEliminar
  2. Hola, Jordi, lindas notas! Pero como mera consumidora debo decir, no estoy del todo de acuerdo con lo de abajo. Será cierto para la subtitulación profesional, pero son precisamente las ventajas de ver cosas fansubeadas: no dejan tanto detalle de la obra afuera por resumir, son más fieles a los juegos de palabras y ofrecen interesante información sobre las referencias culturales con notas al pie! :)
    Por cierto que estoy a favor de los acentos en la traducción, sobre los que hablás en la otra nota, pero acentos, no dialectos, que los no-españoles quizás tenemos cierta dificultad para descifrar!
    Saludos :)
    Marina
    (http://tsukinomilkshake.deviantart.com/)

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.