miércoles, 13 de abril de 2011

Renovarse o morir: etimología y uso real del femenino

Cotilleando el manual de estilo de Fundéu, me he encontrado un artículo jugosito, de los que me gustan a mí, sobre el sexismo lingüístico. Este de aquí defiende la corrección de escribir presidenta. He empezado a leerlo predispuesto a renegar de esta decisión, pero al final ha habido un detalle que me ha convencido de la validez de decir presidenta y otros casos similares.

LA presidenta retozando en la arena
Leedlo, que no os quiero destrozar el final.

¿Ya?

...

Sigamos.

Dejando de lado el tema de ser / ente, que ni me había planteado que podría ser el participio presente del primero, lo que me interesa es el tema del participio presente, como yo lo llamo, o el participio activo, que parece ser el nombre oficial.

Veréis, yo en el instituto estudié tres años de latín, el máximo que podía estudiarse en BUP+COU. No teníamos francés ni ninguna otra moderna (los de ESO sí tenían francés), así que hice todo el latín que pude. En COU éramos tres personas dando clase en el despacho del profesor, que era (y es) un maestro de la vieja escuela (tonterías las justas). Vamos, que el latín me encantaba. El caso es que en latín tenían participios de pasado, como nosotros (amado, existido, etc), pero también tenían participios de presente (amante, existente, etc). Mientras para nosotros los participios de presente son la excepción y no se usan como participios, sino como sustantivos o adjetivos, en latín los participios de presente se usaban también como señores participios y eran tan comunes como los de pasado.

Los que tenemos afición a las lenguas muertas (también hice griego en COU) somos un poco carcamales y nos resistimos a los cambios. "Esto no puede ser porque viene del latín, que patatín y patatán". La etimología es buena porque te da cultura general y te amplía el vocabulario una barbaridad, pero es mala porque te hace algo pedante y resistente a los cambios. Como se puede desprender de lo anterior, el rollo este de decir presidenta (y similares) no me convencía. Si en latín el participio de presente acababa en "-ns, -ntis" y era de género invariable, ¿qué necesidad hay en español de explicitar el género? Se usa el "-nte" para ellas y ellos y santas pascuas. Ese género neutro que tanto odian las feminazis ciertos extremistas.

Lo que me ha hecho cambiar de opinión es que no me choque sirvienta, pero sí presidenta. Decir sirvienta es algo completamente aceptado porque hace muchos años siglos que hay sirvientas, pero lo de las presidentas es algo más reciente. Vamos, que hasta la etimología debe rendirse al uso y a la realidad social.

Una sirvienta chillando "¡el señoriiiiito!"
...

Aunque sea un uso muy estúpido y nada coherente. ¿Por qué no decimos hablantas como femenino de hablantes? ¿Por qué esta manía de meter la -a cada vez que se ve una -e o una -o, válidas para los dos géneros? Vale, acepto decir presidenta. Pero, ¿tengo que mirar cada participio de presente en el DRAE antes de saber si debo usar el femenino en -nta o sigue valiendo -nte? Eso es de locos.

Esto de los géneros en las profesiones es muy entretenido y extremadamente polémico. No hablo de extremismos políticamente correctos tipo "ciudadanas y ciudadanos" ni "votantas y votantes" (qué mal suena votantas, pardiez), en los que esas cabezas pensantes se pasan el principio de economía lingüística por la rabadilla. Me refiero a la explicitación del femenino. Si me llaman al portal, pregunto quién es y me contestan "la cartera", juro que contestaré "las carteras no hablan, son inanimadas" y no abriré. Sí, sé que el DRAE acepta cartera como persona desde hace tiempo, pero me da cosica.

Desde la publicación de la nueva ortografía en la que se cambiaban reglas que habían sido así "de toda la vida" (o por lo menos los maestros del cole así nos lo explicaron), ando un poco perdido. Sé de traductores que, al anunciarse la nueva ortografía, renegaron de la RAE diciendo "pues yo pienso segur acentuando los demostrativos" o "¿guión sin tilde? ¡jamás!" y, por encima de todo, "me quitarán la i griega de mis frías manos muertas" (léase con un rifle en la mano). Pero, nos guste o no, en teoría tenemos que seguir las enseñanzas de la RAE porque luego nos puede llegar un revisor señalando un recurso de la RAE o de Fundéu y nos tendremos que callar y aceptar los palos por listos.

¿Y vosotros, qué pensáis de todo esto? ¿Tenemos que aceptar lo que diga la RAE sí o sí? ¿No podemos resistirnos aunque sea un poquito? ¿Y qué hacemos con la formación de femeninos en las profesiones? ¿Le metemos una -a a todo por si acaso?

Nota:
No soy dado a poner fotos porque no me gusta recibir amenazas sobre derechos de autor, pero he seguido el ejemplo de Álvaro y me he decidido a poner un par de fotos chorras para animar el cotarro.
Fuente foto 1
Fuente foto 2 (¡flipa!)

6 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho el artículo. Yo también soy de los que recuerda las clases de lengua y se retuerce en silencio con tales cambios.

    Sinceramente creo que tenemos por qué seguir las indicaciones de la RAE. Especialmente los últimos cambios añadidos (los que comentas).

    ¿Mis razones? Muy sencillo:
    El fin de la RAE ha sido (y es, segun su perfil oficial) normalizar los cambios de uso del castellano ("Limpia, fija y da esplendor"). Los hablantes son los dueños de una lengua, y ellos son los encargados de modificar los estándares de la lengua para que se adapten al uso de la misma.

    Hasta ahora no había oído que impusiesen la norma...

    El "problema" de los femeninos es una realidad, pero no me creo que tenagn que cambiar el nombre de las vocales... Por ahí no paso.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy buen artículo! Nunca había pensando en lo de "sirvienta", aunque en general me repatea un poco eso que comentas de las "feminazis" y su aversión por el neutro, ese gran desconocido.

    En mi segundo año de castellano tuve un pollo enorme con una profesora que me puso un 5, después de haberme marcado unas cuantas matrículas de honor en los tres semestres anteriores (con otros profesores, claro), que me dejó un poco fría. Lo hizo RAE en mano por tres detalles MUY discutibles que, de hecho, se recogían de forma distinta en el María Moliner, por ejemplo. No conseguí que me subiera la nota, pero sí que todo su departamento la mirara con ojos de plato.

    En la medida de lo posible yo sigo las indicaciones de la RAE, aunque hay cosas que me resulten aberrantes. No lo sigo como si fuera palabra divina para pequeños y muy puntuales detalles porque tengo otras herramientas que me pueden servir de apoyo para exponer mi punto de vista.

    Es un tema complicado, me trae por la calle de la amargura...

    ResponderEliminar
  3. Tengo que confesar que la foto que ilustra la entrada me ha picado la curiosidad, aunque los temas que tratas son bien interesantes :).
    Por un lado, esa manía que tienen algunas personas de ir contra la economía lingüística de forma totalmente absurda como es el caso de "ciudadanos y ciudadanas". Es cierto que hasta que las mujeres no conseguimos los derechos que nos correspondían, no éramos parte de la "ciudadanía", pero de ahí a estar repitiéndose como el ajo hay un gran trecho.
    Desde mi punto de vista, es perfectamente normal y de acuerdo con la lógica del español que usemos el femenino para las profesiones que ejercen mujeres, por lo menos para las que terminan en -ero, en -or o en -o. Lo que no veo tan claro es que se acabe por imponer el uso del morfema femenino en los sustantivos o adjetivos derivados del participio presente del latín, puesto que hay mucha vacilación según los casos, como pasa con "presidente/presidenta". En cambio, jamás he escuchado "estudianta", "cantanta".
    Por cierto, en español no existe el género gramatical neutro, aunque sí el masculino genérico, pero yo diría que son cosas diferentes, ¿no?
    En cuanto a decir que sí a todo lo que dice la RAE, pues ni sí ni no, ni todo lo contrario. La lengua no es propiedad de una institución cuyos miembros no se sabe muy bien cómo se eligen, sino que pertenece a los hablantes. A medida que cambia el mundo, cambian las lenguas y oponerse a su evolución es inútil. Me parece bien que la RAE intente modernizarse un poco, que falta le hace, pero no estaría de más que las reformas las hiciera con mayor seriedad, citando bibliografía y un poquito menos de marketing... Aunque claro, sus nuevas estrategias han conseguido que todo el mundo se entere que no hacer falta poner tilde a los pronombres demostrativos más de 50 años después de que lo propusiera en las Nuevas de prosodia y ortografía.
    En fin, que menudo testamento he escrito.

    ResponderEliminar
  4. Pedro: Supongo que querías decir "Sinceramente creo NO que tenemos por qué seguir las indicaciones de la RAE", ¿no?.
    Como bien dices, no es obligatorio seguir las indicaciones de la RAE. Sin embargo, si viene alguien con autoridad (un jefe, un profe, un cliente) y te señala que lo que has puesto ahí es contrario a lo que indica la RAE, Fundéu, el María Moliner o el corpus de turno... poco puedes hacer para defenderte. A no ser que seas Juan Ramón Jiménez, José Saramago o alguien igualmente importante, claro.

    Nieves: Es lo que acabo de decirle a Pedro, tú puedes defender lo que quieras con todos los materiales y toda la buena razón de que dispongas, pero luego te viene un listillo con autoridad, te señala un recurso de la RAE y poco puedes hacer para defenderte.
    Por cierto, yo también he tenido profes talibanes de la RAE y también me han traído por la calle de la amargura. Afortunadamente, son los menos y no tienen el respeto de sus colegas.

    Judith: Menos mal, ya creía que nadie iba a comentar la inquietante foto de la Presidenta. ;)
    Desafortunadamente, yo sí he oído "estudianta" más de una vez. Es una palabra muy recurrida por los políticos, de ahí que poco a poco se vaya imponiendo su uso. Con "votantas" todavía no se han puesto, pero dales tiempo.
    Correcto, me refería al masculino genérico, me he equivocado de término. El español no tiene género neutro, a diferencia del latín, alemán, etc, etc.
    No creo que tenga mucho mérito que la RAE sepa comunicar su mensaje, para mí es más cosa de Internet y a las redes sociales.
    Por cierto, parece que Pérez-Reverte, académico, no está muy de acuerdo con los últimos cambios de la ortografía, sí, esos que han quitado las opciones para fijar usos. En sus columnas siguen habiendo "sólo" y "éstos".

    ResponderEliminar
  5. Como se me borró todo, porque Mr Murphy me adora, voy a intentar hacer un resumillo.

    Estoy de acuerdo con vosotros en que el uso de la lengua es lo que hace que evolucione. Sin embargo, me revienta que, habiendo ya palabras en nuestro idioma, tengamos que adoptar palabras extranjeras (caso de párking, dossier, etc). También soy partidaria de que, si en la RAE aparece, mejor seguir sus consejos. Simplemente porque si no la tuviésemos a ella, acabaríamos siendo un idioma como el inglés, donde hay muchísimas cosas que se escapan a las reglas y que solo pueden aprenderse a base de vivir en un país y equivocarte un millón de veces (yo ya voy por el millón y pico con las preposiciones at, on, in... y subiendo). Por supuesto, si hay una palabra que aparece en el María Moliner y no en el DRAE, la culpa es del DRAE por no haberlo aceptado, ya que María Moliner compiló palabras en uso, y si los hablantes las usan, por algo será.

    Y no, ahora es diferente porque tenemos mucha más influencia de otros idiomas gracias a internet y, sobre todo, tenemos mucha más incultura, a pesar de que ahora haya más alumnos matriculados en los colegios que los que había en tiempos de María Moliner... Y ya sabéis a qué me refiero ;) antes, los que iban al cole, podían escribir bien. Ahora no. La juventud se está contagiando demasiado del "mal hablar" en vez de ser los que luchen por erradicarlo. Y para que eso pase, ¿no es mejor "obligar" a la gente a usar ciertas cosas? El ser humano es rebelde por naturaleza, y necesita normas. Si no, se despelota :)

    My two pence :)

    ResponderEliminar
  6. La megarespuesta a los comentarios de la entrada nueva se me ha borrado al darle a enviar... Menos mal que había escrito la respuesta entera en el editor de texto porque me olía lo que iba a pasar.

    Pregúntale a nuestros vecinos los portugueses qué les parece el acuerdo ortográfico de armonización con el portugués brasileño. Pregunta a 20 y tendrás suerte si encuentras a uno solo que esté de acuerdo.

    El español no es el idioma que más anglicismos copia. Mira el alemán o el italiano, que en un texto técnico puede tener la mitad de palabras en inglés sin adaptarse. Il file, il mouse, il display... un cachondeo.

    Me ha sorprendido tu opinión, no encaja mucho con esa faceta republicana tuya. Personalmente, tengo días libertarios "que cada uno haga lo que le salga" y días dictatoriales "si a mí me dejaran".

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.