lunes, 20 de junio de 2011

Contenidos digitales físicos y etéreos: los videojuegos de Steam

Cuando, hace dos meses, decidí montarme un nuevo ordenador de sobremesa, decidí prescindir del lector óptico, también conocido como "grabadora de deuvedeses". Llevaba más de un año con un netbook y no lo había echado en falta. Mi colección de pelis, álbumes y, en menor medida, cómics y libros están cogiendo polvo. Si quiero consumir cultura, lo hago de forma digital, que engorda menos y es bueno para el cutis. En diez años me he mudado de casa diez veces y no puedo estar cargando con cajas llenas de trastos. Ahora con un par de discos duros externos me apaño para mi cultoteca.

Libros donados a la biblioteca
Más libros donados a la biblioteca
Tengo incluso un escáner con alimentador automático de documentos (ADF) para ir digitalizando los libros que no han digitalizado ya otros. Sí, guillatinándoles el lomo y pasando las páginas de treinta en treinta. No tengo afecto a los soportes de información, no me pone cachondo veo placer en sobar las tapas u oler el papel impreso, al contrario que a muchos detractores del ebook.

Películas obsoletas tiradas a la basura

Esta foto tiene su explicación. En la basura se ven los discos originales (en CD) y en la caja se ve un DVD grabado con el juego pirateado de Internet. Así me ahorro andar cambiando discos y tengo una versión funcional, ya que los CD no funcionaban por alguna razón. Sí, el pirata tiene una mejor versión que el usuario que compró el juego en su día y no sabe hacer estas cosas. La caja con su DVD la guardo (de momento) por su valor sentimental, pero me guardo como versión jugable la que se puede descargar gratis desde la página de FX Interactive hasta el 30 de junio.

El caso es que el jueves 16 me enteré de la salida del Hollywood Monsters 2, una aventura gráfica de los españoles Péndulo Studios continuación de un clásico del 1997. Raudo y veloz me conecté a Steam, una plataforma digital de videojuegos, para ver si ya estaba disponible. Y sí, ahí está, pero no está en español, vale el doble que en DVD y no sale hasta el 21 de abril de este año. Vale, entiendo por la fecha de lanzamiento que todavía no ha salido. Sin embargo, ¿por qué vale el doble la versión digital que la versión en disco, con su caja, su manual y sus cositas? ¿Y por qué no está en español, precisamente siendo este un juego español?


Decidí escribir a FX Interactive, sus editores en España y otros países, para saber qué estaba pasando. Contestaron muy rápido, eso no se les puede negar, para decirme que si lo quería en español tendría que comprarlo en formato físico. De la fecha y el precio no dijeron nada, pero, como no me interesa comprarlo si no está en español, eso ya me da igual. ¿Qué razones puede haber para que no lo quieran vender en español con descarga digital? ¿Quizá que en España quieren venderlo a 20 euros mientras que en otros países pueden permitirse venderlo a 40 euros? No creo, Steam permite establecer precios distintos según la región e incluso denegar la venta a ciertos países.

También pregunté a FX Interactive si podía comprar el juego en DVD, irme a un cíber y hacer una imagen para jugar en casa sin tener unidad óptica. Me dijeron que no, que el disco tiene protección anticopia y no puedo usar el juego como me venga en gana necesito tener instalar el juego desde el disco físico. Y además, en los requisitos mínimos ya pone bien clarito que hace falta una unidad lectora de DVD para poder jugar.

¿Cuál es la razón de que no quieran equiparar la versión física con la versión etérea? Me temo que estamos ante un nuevo caso de suicidio empresarial. Sí, amigos, muchos editores deciden dispararse en un pie jodiendo a sus clientes. Ven que su vida no tiene sentido, que no son necesarios, o al menos son menos necesarios que antes de Internet y dicen "adiós mundo cruel". Quiero que compres un disco, no un juego. Quiero que compres un tomo, no un ebook. No quiero que uses Netflix o Hulu porque eres un sucio español pirata. Quiero que pagues más por un ebook que por el libro en papel. Esta película solo puedes verla donde yo te digo. Y así, ad inifinitum.

Al parecer, el síndrome del suicidio editorial viene ocasionado por una aflicción previa: la controlitis aguda. Creen que siguen teniendo el control sobre sus contenidos digitales. No entienden que, si no me dejan acceder a su producto en condiciones justas, me pueden perder como cliente. Si el juego estuviera en Steam en español y al mismo precio que la versión en DVD (nótese que no pido mayor descuento, 20 euros por un videojuego para PC me parece un precio justo), lo hubiera comprado al momento. Un impulse buy de esos que tanto les gustan a los comerciales, una compra sin pensar. Como no pudo ser, tengo otras aventuras gráficas para jugar, otros libros que leer... No me falta entretenimiento. Sin embargo, el Hollywood Monsters 2 tiene muy buena pinta, así que le he dicho al Google Calendar que me avise dentro de dieciocho meses para ver si el juego ya vale 10 euros, en cuyo caso lo compraré en DVD, dejaré tirado el disco por ahí y me lo bajaré pirata de Internet.

2 comentarios:

  1. Precisamente es para esto mismo que nos cuentas para lo que ellos no crean la copia digital: será más difícil (ojo, digo más difícil, no imposible) piratearlo y, por lo tanto, que la gente se lo baje de internet en vez de comparlo.

    Sin embargo, estoy contigo con que, si tan solo estuviese en Steam a un precio razonable, muchos, como tú, lo comprarían así sin pensar, y seguramente conseguirían más beneficios que haciendo cosas así.

    ResponderEliminar
  2. Depende del medio, Curri. Piratear un libro cuesta más que piratear un ebook, sin duda. Pero ¿por qué va a costar más piratear un DVD que una descarga? Los dos tienen DRM, es cuestión de leer el formato (disco vs. archivo) y desproteger el ejecutable.

    No es solo que la descarga valga el doble, es que la versión que necesito no está disponible a cualquier precio.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.