sábado, 14 de julio de 2012

Impacto de la subida de impuestos (IVA e IRPF) en traductores autónomos

Ayer Montoro & Co. dijeron que subía el IVA, pero del IRPF no dijeron ni mú. Luego en la nota de prensa del Consejo de ministros llegaron varias sorpresas, como siempre, y hoy con el BOE han llegado unas cuantas más, para que no nos aburramos el sábado por la mañana. Empezamos.

"Se eleva temporalmente, del 15 por 100 al 21 por 100, la retención por rendimientos de actividades profesionales […] obtenidos desde el 1 de agosto de este año hasta el 31 de diciembre de 2013."
Según esto, en las facturas tenemos que retenernos a cuenta el 21 % desde el 1 de agosto hasta acabar 2013.


Real Decreto-ley 20-2012 (página 50436), introducción, sección V
"Adicionalmente, se eleva el porcentaje de retención o ingreso a cuenta aplicable a […] los rendimientos de actividades profesionales, que se satisfagan o abonen a partir de 1 de septiembre de 2012, quedando fijado hasta el 31 de diciembre de 2013 en el 21 por ciento."
Según esto, ya no es desde el 1 de agosto, sino desde el 1 de septiembre. Pero esto solo es una introducción y tiene mayor validez lo que sigue, que para eso es el articulado en sí.

Artículo 25, segundo, uno del real Decreto-ley 20-2012 (página 50474)
El 19 por ciento, en el caso de los rendimientos de actividades profesionales establecidos en vía reglamentaria.
Este artículo modifica el apartado 3 del artículo 101 de la ley 35/2006 sobre el IRPF. Y sobre la fecha (artículo 25, segundo, tres del real Decreto-ley 20-2012 (página 50474)):
El porcentaje de retención o ingreso a cuenta aplicable a dichos rendimientos que se satisfagan a abonen a partir de 1 de septiembre de 2012 será el previsto en el primer párrafo del apartado 4 de la disposición adicional trigésima quinta de esta Ley […].
Esto es una disposición transitoria (= no permanente) vigésima tercera a la ley 35/2006 sobre el IRPF. Actualización 14.50 (gracias a Maya Busqué): He buscado el apartado 4 de la disposición adicional trigésima quinta de la ley 35/2006 y no existe tal disposición. Luego he buscado la actualización del 1 de enero de 2012 y ahí sí aparece tal disposición:
En los períodos impositivos 2012 y 2013, los porcentajes de pagos a cuenta del 19 por ciento previstos en el artículo 101 de esta Ley y el porcentaje del ingreso a cuenta a que se refiere el artículo 92.8 () de esta Ley, se elevan al 21 por ciento.
Para resumir, que desde el 1 de septiembre de 2012 (incluido todo 2013) tendremos que retener en las facturas el 21 % del IRPF en lugar del 15 %. ¡Subidón, subidón! Antes de las 14.50 había dicho que subía al 19 % por un fallo mío de interpretación y, para ser sincero, porque el BOE con sus referencias cruzadas dobles y triples no es precisamente fácil de descodificar.

Nota: las elipsis de los puntos suspensivos se refieren a que lo anterior también se aplica a "los rendimientos del trabajo derivados de impartir cursos, conferencias, coloquios, seminarios y similares, o derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se ceda el derecho a su explotación", pero lo elimino por no aburrir y porque a mí no me afecta.

Esto por lo que respecta al IRPF. El IVA iba a subir del 18 % al 21 % desde el 1 de agosto, pero, supongo que por no tocar la primera industria de España (turismo), han preferido esperar al 1 de septiembre, que, de todas formas, también cae a mitad del trimestre y nos hace bailar la contabilidad en el modelo 303. Fieshta. El IVA reducido del 8 % pasa al 10 % y muchos productos y servicios (como la mayoría de espectáculos) pasan del 8 % directamente al 21 %.

Lo cual no afecta directamente a nuestro papeleo, pero sí nos afecta en el consumo, como a todo hijo de vecino que no defraude. Habrá que pensar si buscamos clientes que paguen mejor, si emigramos a un país que nos ahogue menos, si aumentamos nuestra eficiencia, si nos apretamos todavía más el cinturón o qué hacemos.