Control de calidad en la traducción

La traducción asistida por ordenador es mucho más que utilizar memorias de traducción o bases de datos terminológicas. Por ejemplo, es controlar la calidad de una traducción de forma sistemática y automatizada. Cuando te pregunta un cliente qué haces para garantizar la calidad de tus trabajos, no vale decir "soy un profesional, me lo reviso todo una vez más después de traducir". O sea, que lo haces a ojo. ¿Y también traduces a ojo, con el bloc de notas? ¿No tienes alguna forma de asegurarme que sigues un procedimiento, que tu entrega va a ser verificable y tu calidad cuantificable?

Aquí entran en juego las herramientas de control de calidad sobre archivos bilingües.  Básicamente, se pueden dividir en dos tipos. Los controles de calidad que incorporan los propios programas de traducción y los programas específicos para hacer estos controles. Por lógica, los segundos deben más completos que los primeros, de lo contrario no tendrían razón de ser (economía, redundancia, etc). En la empresa desde hace tiempo utilizamos el primer tipo, pero últimamente estas herramientas se nos quedan pequeñas por todos los sitios.

Por ello, he estado investigando y aquí podéis encontrar una comparativa a fondo de las funciones de las más destacadas. 

Hace tres años empezamos a trastear con el control de calidad interno de SDLx, que por aquel entonces era el no va más. Te comprueba la coherencia, la terminología, la puntuación y los dobles espacios. El non plus ultra, ¿verdad? Ni de lejos.

ApSIC XBench está bien como entrada al mundo del control de calidad automatizado (es gratuito), pero en seguida se te queda corto. Destaca que admite muchos formatos y que permite hacer búsquedas complejas en archivos traducidos o glosarios.
Por ejemplo, te puede interesar saber si en alguna ocasión no has traducido un término de una manera concreta. La búsqueda "blog" (origen) / "-bitácora" (destino) te devolverá todos los segmentos en los que no has traducido "blog" como "bitácora". O "izquierda OR izquierdo" (origen) "-left" (destino), en esos manuales tan largos y aburridos en los que tienes frases larguísimas e idénticas en las que sólo cambia la parte izquierda, la derecha, la delantera, la trasera, la parte contratante de la primera parte...
Lo que no me gusta del programa, a parte de no contar con controles lingüísticos, es que no muestra los caracteres no occidentales. Supongo que será un fallo, porque la opción te la da, sólo que no funciona.
Esta empresa también cuenta con ApSIC Comparator, un software gratuito de comparación de archivos traducidos y revisados. Muestra el porcentaje de segmentos modificados, algo muy útil para cuantificar la calidad de una traducción. Además, es la única forma que conozco de comparar archivos TagEditor (también acepta archivos SDLx y RTF bilingües).

Por último, está la opción del control de calidad interno de Trados TagEditor, que, si bien se queda algo corto comparado con YQD, cuenta con bastantes opciones y es válido para paladares fácilmente saciados. Lo malo es que es tan lento que da pereza usarlo, algo que no debería pasar con este tipo de herramientas.

Finalmente, el gran ganador, a años luz, es el Yamagata QA Distiller. Hacía tiempo que había oído hablar de sus bondades, pero pensaba que no se nos quedaba grande para nuestras necesidades. Eso hasta que nuestras necesidades han aumentado junto a las exigencias de los clientes, claro.
En seguida compensa la inversión que supone su compra (tiene un ROI muy rápido, que dicen los comerciales). A veces sorprende que te pueda detectar según qué fallos, casi parece que tenga inteligencia artificial el maldito.
Al igual que con XBench, se puede utilizar para evaluar rápidamente la calidad de una TM que te da el cliente "como buena". Si salen muchos fallos, igual hay que negociar más tiempo y más dinero.

Me gusta que la máquina haga el trabajo pesado por mí, así me puedo dedicar a otros menesteres más creativos. Aunque dentro de unos años, quizá la máquina me sustituya a mí... (música de Terminator)

Comentarios

  1. ¿Te puedes creer que no te había encontrado hasta ahora? :) Voy a probar el XBench un día de estos, a ver cómo rula...

    ResponderEliminar
  2. Excelente entrada. De momento solo he probado realmente el ApSic y ya le había echado un ojo al amigo Yamagata. ¡A ver cuándo tengo la oportunidad!

    ResponderEliminar
  3. Hola!!! He leido tu post y fue muy útil!!!

    Te invito a que leas un post sobre la herramienta XBench que escribí recientemente.

    http://blog-de-traduccion.trustedtranslations.com/xbench-2010-05-10.html

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La posedición: ¿zombificación del traductor?

Impacto de la subida de impuestos (IVA e IRPF) en traductores autónomos

El legado de Miguel Llorens / Miguel Llorens' Legacy