viernes, 10 de diciembre de 2010

CT3: Traducción comunitaria, colaborativa y crowdsourcing (I)

La traducción no remunerada se conoce indistintamente como traducción comunitaria, colaborativa o crowdsourcing o, como prefiere la Common Sense Advisory, "CT3". Crowdsourcing viene de "outsourcing", es decir, que un externo haga parte del trabajo de una entidad, ya sea esta una empresa, la administración pública, o incluso autónomos. Mientras "outsourcing" (o "subcontratación", en cristiano) supone que el externo persigue su beneficio económico en primer lugar, crowdsourcing (o CT3) se refiere a que el externo busca el éxito del proyecto como primer objetivo.
Para ciertos proyectos sería más recomendable contratar a un profesional. Por ejemplo, ciertos textos tienen requisitos técnicos de localización muy altos. En el caso de los textos legales, podrían ser temas confidenciales, textos vinculantes o asuntos que no deben conocerse antes de tiempo, como las fusiones entre empresas, por ejemplo.
Por otra parte, para que la comunidad acepte regalar su tiempo y experiencia, debe tratarse de una empresa que les cause simpatía y, a poder ser, que ofrezca servicios gratuitos o devuelva algo a la comunidad. Un gobierno lo tiene difícil para solicitar trabajo no remunerado, ya que entre sus funciones se incluye fomentar el empleo. Probablemente las ONGs pueden cubrir esta función de traducción gratuita por el bien común mejor que un gobierno. A parte de la traducción para empresas sin ánimo de lucro, la CT3 también puede ser por la comunidad y para la comunidad. Por ejemplo, un proyecto de software libre como GNU/Linux o de cultura libre como la Wikipedia.
De todas formas, la CT3 entendida como "traducción colaborativa" no tiene por qué ser traducción no remunerada, ya que también tiene cabida la traducción profesional. Por ejemplo, varios traductores que colaboran en tiempo real en un macroproyecto con la misma memoria de traducción, añadiendo términos al glosario según los encuentran, comentando problemas de traducción específicos o ambiguedades en la guía de estilo, etc.

(Este artículo y los siguientes del mismo tema están adaptados partiendo de un apartado de mi tesina. El crowdsourcing será el último tema que trate al respecto.)

2 comentarios:

  1. Eso último es básicamente lo que hicimos los tres que tradujimos la trilogía del Mago Negro. Glosarios comunes en Google Docs y muuuuchos comentarios allí mismo :)

    ResponderEliminar
  2. También quiero recomendar para los traductores de software esta herramienta de localización colaborativa: https://poeditor.com que era muy útil para mí como un principiante y es útil ahora también por su interfaz sencilla y funciones útiles.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.